aves migratorias cambio climático

Impacto del cambio climático en las especies migratorias de la fauna silvestre

El cambio climático está teniendo efectos catastróficos en animales migratorios y en su capacidad para brindar servicios ecosistémicos esenciales, según un informe reciente de la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (CMS), un tratado de biodiversidad de la ONU.

El informe, publicado en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Dubái (CMNUCC COP28), concluye que ya se están observando los efectos directos del cambio climático en muchas especies migratorias, como en los desplazamientos de su área de distribución hacia los polos, en los cambios en los ciclos migratorios y en una reducción del éxito reproductivo y de la supervivencia.

Como parte integral de los ecosistemas en los que habitan, las especies migratorias prestan servicios ecosistémicos vitales que mitigan los efectos del cambio climático y aumentan la resistencia ante las amenazas climáticas.

El estudio también subraya la urgente necesidad de actuar de inmediato para permitir que las especies migratorias vulnerables se adapten a un clima cambiante. Medidas como el establecimiento de redes amplias y bien conectadas de áreas protegidas, y otras medidas eficaces de conservación basadas en áreas geográficas específicas, son cruciales para respaldar el movimiento de las especies, en respuesta al cambio climático, mientras que, en algunos casos, será necesaria la intervención humana directa, como para la translocación de las poblaciones vulnerables de especies.

Algunas de las principales conclusiones del informe son las siguientes:

Existen pruebas fehacientes de que el aumento de la temperatura global ha afectado a la mayoría de los grupos de especies migratorias y de que este impacto es, principalmente, negativo.

Por ejemplo, el aumento de las temperaturas está provocando cambios en la reproducción y supervivencia del krill y está teniendo un impacto negativo en los mamíferos marinos y las aves marinas que dependen del krill como fuente principal de alimentación.

Existen pruebas fehacientes de que el cambio climático está afectando a la distribución de las especies migratorias y a los ciclos migratorios. En particular, el aumento de las temperaturas está provocando desplazamientos de las áreas de distribución hacia los polos, así como una migración y una reproducción más tempranas. En algunas especies, como las aves zancudas, existe el riesgo de que se provoque un desajuste entre el momento de reproducción y el momento en que las especies de presa sean más abundantes.

Los cambios en la disponibilidad del agua están provocando la pérdida de los humedales y la reducción de los caudales de los ríos, lo que, con toda probabilidad, afectará especialmente a la migración de peces y aves acuáticas.

Los fenómenos climáticos extremos, como los corrimientos de tierra, están provocando una grave destrucción del hábitat y ya se han observado en algunos lugares de reproducción de aves marinas.

Existen pruebas fehacientes de que las aves marinas migratorias y los mamíferos marinos migratorios se verán afectados por cambios en las corrientes oceánicas que, probablemente, alterarán la naturaleza y el funcionamiento de muchos ecosistemas marinos y terrestres.

El estudio «Cambio climático y especies migratorias: una revisión de los impactos, medidas de conservación, indicadores y servicios ecosistémicos» fue encargado por el Gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte a través del Comité Conjunto para la Conservación de la Naturaleza (JNCC), como una importante contribución al trabajo de la CMS sobre el cambio climático, y preparado por el British Trust for Ornithology (BTO).

«La naturaleza sustenta el tejido mismo de nuestras vidas: los ecosistemas, la seguridad alimentaria y el agua de la que todos dependemos, así como la salud de nuestras economías. Los retos a los que se enfrentan estas especies migratorias, como consecuencia del cambio climático, son una poderosa demostración de la necesidad de una acción global coordinada para proteger nuestro medioambiente, razón por la cual el Reino Unido está asumiendo un papel de liderazgo para restaurar la naturaleza, detener la pérdida de biodiversidad y lograr unos objetivos ambiciosos propios con el fin de proteger el 30 % de la tierra y del mar para 2030», indicó  Rt Hon Steve Barclay, secretario de Estado de Medio Ambiente, Alimentación y Medio Rural del Reino Unido del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte

La biodiversidad está disminuyendo a nivel mundial a un ritmo sin precedentes y el cambio climático es una de las principales causas de esta crisis. En 2021, los principales científicos del clima y de la biodiversidad del mundo dieron la voz de alarma, de forma conjunta, al afirmar que la pérdida de biodiversidad y el cambio climático se refuerzan entre sí y que ninguno de ellos se resolverá con éxito si no se abordan conjuntamente.

El Marco Mundial de Biodiversidad de Kunming-Montreal, adoptado el año pasado, reconoce en su Meta 8 que las soluciones basadas en la naturaleza son esenciales en la lucha contra el cambio climático. La conservación de las especies migratorias y de sus hábitats es una parte importante de la solución tanto para la crisis de biodiversidad como para la del cambio climático.

«Las especies migratorias están perfectamente sintonizadas con los ritmos de nuestro planeta. Dependen de un delicado equilibrio, y recorren grandes distancias para llegar a unos hábitats adecuados para su supervivencia y reproducción. Sin embargo, el cambio climático está desestabilizando de forma grave estas trayectorias críticas, lo que altera los ecosistemas y afecta a la disponibilidad de recursos. Esta alteración constituye una señal de alerta crucial, que pone de relieve las implicaciones más amplias del cambio climático, no solo para estas especies, sino también para la red interconectada de vida en la Tierra. Este informe subraya la necesidad de una acción global inmediata y concertada para mitigar estos efectos y proteger el futuro de las especies migratorias», señaló Amy Fraenkel, secretaria ejecutiva de la CMS

Las especies migratorias son importantes para el funcionamiento de los ecosistemas y la mitigación del cambio climático, especialmente, cuando forman una parte importante de un ecosistema o se agrupan en grandes poblaciones en determinadas épocas del año. Muchas especies migratorias están relacionadas con el movimiento y la dispersión de semillas y nutrientes.

Las grandes especies migratorias pueden contribuir a la mitigación del cambio climático por medio de la descomposición de sus heces, gracias a las cuales el carbono queda adherido al suelo o al fondo marino, así como a través de procesos más complejos, como el mantenimiento de redes tróficas que protegen los bosques o los lechos de pastos marinos, importantes para el secuestro de carbono. Las especies migratorias también pueden contribuir a la adaptación al cambio climático, al mejorar la resistencia de los ecosistemas; por ejemplo, el guano de las aves marinas hace aumentar los nutrientes disponibles para el crecimiento de los arrecifes de coral, lo que a su vez reduce la erosión en las costas.

Los efectos del cambio climático en las especies migratorias subrayan la necesidad de que los países cooperen en las medidas a tomar para garantizar su conservación. La CMS proporciona un vehículo para dicha cooperación, al ocuparse de las especies migratorias en toda su área de distribución. Al conservar las especies migratorias y su hábitat en el marco de la CMS, los países también pueden lograr soluciones que beneficien a todos y contribuir directamente a los objetivos y metas del Marco Mundial de Biodiversidad de Kunming-Montreal y del Acuerdo de París sobre el cambio climático.

«Este informe presenta pruebas científicas fehacientes de que el cambio climático ya está teniendo un impacto significativo en muchas especies en todo el mundo que dependen de la migración para su supervivencia. El tiempo corre en contra del futuro de muchas especies icónicas. A ellas les debemos la creación de una conciencia global de que las soluciones son posibles, y pedimos a los gobiernos que se sirvan de este informe para tomar medidas y encontrar soluciones basadas en la naturaleza que ayuden a las especies migratorias, para así reducir los impactos del cambio climático», finalizó el profesor Colin Galbraith, expresidente del JNCC y consejero designado por la COP de la CMS para el cambio climático

Sobre Agro Perú

AGROPERÚ INFORMA, abre un nuevo surco de esperanza para lograr la reivindicación del campesino y promover el desarrollo a partir del agro, con base en principios e ideales con los que ha sido forjado este equipo humano que la lidera y que tiene en sus manos la responsabilidad de trabajar creativamente para revertir la actual situación en la que se encuentra el sector prioritario de la economía nacional, a través de propuestas basadas en nuestra realidad nacional, con el compromiso de mantener la independencia, pluralidad de opiniones, los niveles de calidad y objetividad en el tratamiento de las información.

Compruebe también

Fortalecen acciones ante emergencias en San Martín y Amazonas

Fortalecen acciones ante emergencias en San Martín y Amazonas

La ONU, la Unión Europea y Foncodes proporcionaron sistemas de riego, tanques de agua, kits de herramientas y semillas agrícolas a hogares beneficiarios del proyecto Haku Wiñay/Noa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *