economía circular Perú

FAO: La bioeconomía como motor de transformación en los sistemas agroalimentarios

La bioeconomía puede ser un catalizador para abordar la actual crisis climática y lograr la sostenibilidad agroalimentaria mundial mediante una gestión más eficiente y responsable de nuestros recursos naturales.

Así señaló la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), durante el Foro de la ciencia y la innovación bajo el título Bioeconomy: the catalyst for agrifood systems transformation (Bioeconomía: el catalizador para la transformación de los sistemas agroalimentarios).

Un futuro prometedor

El término bioeconomía, según la definición adoptada en la Cumbre Mundial de Bioeconomía de 2020, se refiere a “la producción, utilización, conservación y regeneración de los recursos biológicos, incluidos los conocimientos relacionados, la ciencia, la tecnología y la innovación, para proporcionar soluciones sostenibles (información, productos, procesos y servicios) en todos los sectores económicos y facilitar una transformación hacia una economía sostenible”.

Cabe citar como ejemplos los bioplaguicidas y los biofertilizantes (como el compost), los bioplásticos, la reutilización de la biomasa (como el uso de los residuos de cultivos para hacer briquetas y pellets, o de los desechos de pescado para hacer productos farmacéuticos), y la bioenergía sostenible.

La FAO considera que la bioeconomía provee de alimentos inocuos y nutritivos a una población mundial creciente, brindando oportunidades de desarrollo sostenible y nuevos empleos y, a la vez, reduciendo el daño ambiental y el desperdicio.

Su potencial va mucho más allá de la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la restauración de la biodiversidad. Abre nuevas oportunidades de desarrollo y empleo verde en la agricultura y en otros sectores, fortaleciendo la seguridad alimentaria y la nutrición, los medios de subsistencia rurales, las vidas de los Pueblos Indígenas y las comunidades locales, así como la innovación en todos los niveles de la sociedad.

Según una previsión, una bioeconomía circular eficiente en el uso de los recursos podría alcanzar un valor de USD 7.7 billones en 2030. Unos 60 países y regiones disponen ya de estrategias de bioeconomía o relacionadas con la bioeconomía y en otros 10 se están elaborando actualmente.

No obstante, puede haber contrapartidas. La siembra de un cultivo para la producción de bioenergía en lugar de para el consumo humano o animal, por ejemplo, podría afectar negativamente a los medios de vida locales, a la seguridad alimentaria humana o a la seguridad de los alimentos para la ganadería.

De igual modo, no todo lo que se cataloga como bioeconomía es sostenible.

Esta es la razón por la que la FAO promueve la inclusión de la bioeconomía en los marcos mundiales de desarrollo sostenible, seguridad alimentaria y nutrición, clima, biodiversidad y medio ambiente; la elaboración de nuevos parámetros mundiales de medición de la sostenibilidad de la bioeconomía con vistas a la ampliación de las inversiones públicas y privadas y la aceleración del comercio de productos biológicos; y la creación de una coalición mundial e inclusiva en favor de la bioeconomía.

Es necesario promover una bioeconomía que sea inclusiva y se adapte a los contextos locales.

Función de liderazgo de la FAO

La FAO es el primer organismo de las Naciones Unidas en haber elaborado un programa estratégico prioritario sobre bioeconomía, que fue respaldado por sus Miembros hace dos años, y se está posicionando a la cabeza de los esfuerzos mundiales para promover las innovaciones en bioeconomía con el fin de hacer más eficientes, equitativos, resilientes y sostenibles nuestros sistemas agroalimentarios.

Hasta la fecha, la FAO participa en unos 150 proyectos relacionados con la bioeconomía por valor de más de USD 330 millones, lo que representa en torno al 15 % del total de su cartera.

En Pakistán, por ejemplo, la FAO está diseñando actualmente un proyecto que ayudará a los agricultores a convertir en textiles los desechos de la producción de bananos. En Côte d’Ivoire, la Organización está creando una escuela agrícola para la producción y cría de larvas de mosca soldado negra, que se secan y muelen a fin de obtener una harina rica en proteína para usos de alimentación animal. Y en el Yemen, funcionarios de la FAO están enseñando a los agricultores a preparar insecticidas naturales utilizando el árbol llamado mraemrah, ajo y pimiento picante.

 

 

Sobre Agro Perú

AGROPERÚ INFORMA, abre un nuevo surco de esperanza para lograr la reivindicación del campesino y promover el desarrollo a partir del agro, con base en principios e ideales con los que ha sido forjado este equipo humano que la lidera y que tiene en sus manos la responsabilidad de trabajar creativamente para revertir la actual situación en la que se encuentra el sector prioritario de la economía nacional, a través de propuestas basadas en nuestra realidad nacional, con el compromiso de mantener la independencia, pluralidad de opiniones, los niveles de calidad y objetividad en el tratamiento de las información.

Compruebe también

Entrega de motopulverizadoras beneficia a más de 5000 productores de Zarumilla en Tumbes

Tumbes: Entrega de motopulverizadoras beneficia a más de 5000 productores de Zarumilla

Con estos equipos, se protegerán más de 2000 hectáreas de plátano y 2500 hectáreas de limón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *