Betty Tinta Ccoa hila el progreso de los alpaqueros del sur

Betty Tinta Ccoa hila el progreso de los alpaqueros del sur

Betty Tinta Ccoa es una mujer campesina y pequeña criadora de alpacas en su natal Macusani “Capital Alpaquera del Perú y el Mundo”, provincia de Carabaya, región Puno. Y como la mayoría de los criadores de alpacas, sus padres, de quienes heredó la tradición ganadera, también viven en carne propia la indolencia oficial y la competencia desleal de las grandes empresas.

Pero ella ya no estaba dispuesta a continuar con esa situación, por lo que decidió perfeccionarse en el arte del hilado con rueca, habilidad que también heredó de su madre, Basilia Ccoa Condori, quien le enseñó las técnicas de ese oficio cuando Betty tenía siete años de edad. Previamente, ella cumplió un ritual tradicional, que consistía en arrojar su primer hilado al río Allinccapac, que según la creencia popular esta práctica ayuda a perfeccionar la destreza en esta actividad ancestral hasta convertirse en maestra en el arte del hilado, como ella lo logró.

Pero todo ello no fue suficiente. Ella quería seguir aprendiendo para seguir creciendo, por lo que buscó todos los libros, información y materiales de aprendizaje disponibles en el arte textil para capacitarse por su propia cuenta (autodidacta) en categorización, clasificación de fibra, hilado de diferentes grosores y tipos, teñido con tintes naturales, combinación de colores y confección de prendas finas y exclusivas.

Betty Tinta Ccoa hila el progreso de los alpaqueros del sur

Años más tarde, la ONG Sid Perú, a cargo de la Dra. Karen Kraft, la contrató para capacitar a otras alpaqueras y artesanas en las técnicas que ella aprendió.  Luego, con la ayuda de esa ONG ingresó al mercado exigente de los Estados Unidos con finos hilos y prendas de vestir de fibra de alpaca.

Su historia de éxito comenzó en el 2004, cuando cansada de frustraciones e infortunio por los bajos precios de la fibra, cuyas ventas no permitían cubrir las necesidades básicas de la familia, ella decidió dejar los lamentos atrás y buscar alternativas para convertir a la crianza de alpacas en una actividad rentable, por ser ésta la principal actividad económica de las comunidades altoandinas.  “Los ingresos que generaba la crianza de alpaca, no justificaba el año de trabajo y de inversión, porque lo que generaba la venta de la fibra que se obtiene una vez al año, solo alcanzaba para cubrir dos meses de nuestras necesidades básicas”, sostiene ella.

Así que con todo lo aprendido y muchas ideas en la cabeza, Betty Tinta Ccoa empezó a escribir un nuevo capítulo en la historia de la ganadería alpacuna y el empoderamiento de la mujer campesina en su tierra natal, a través de un proyecto de hilado artesanal de fibra de alpaca, que inició comprando fibra sin clasificar de sus vecinos, quienes, por desconocimiento de las técnicas de esquila y el manejo del vellón, le vendieron con impurezas, tierra y hasta arena.

Esta primera aventura le costó alrededor de 10,000 soles en pérdida.  En lugar de dejarles de comprar, lo que ella hizo fue organizar a los alpaqueros y capacitarlos en buenas prácticas de esquila, manejo del vellón, categorización, clasificación, hilado, teñido con tintes naturales tejido, elaboración de hilos y confección de prendas de vestir a más de 8,000 artesanas de Puno, Cusco y Arequipa.

Con fibra emprendedora

“Todo esto fue nuevo para los alpaqueros y las artesanas, incluso porque el secreto del hilado de la fibra solo conocía las grandes industrias como las de Arequipa. Antes que iniciáramos la capacitación, en una madeja de hilo de 100 gramos había varios grosores, no era uniforme, y diferente calidad de fibra. Ahora el hilado es uniforme, porque primero categorizamos la fibra y luego la clasificamos y estas dos técnicas son prácticas constantes en el proceso del hilado, que termina en el control de calidad”, destaca la visionaria emprendedora.

A partir de aquí el éxito empresarial de Betty Tinta y sus socios se ha vuelto imparable, incluso porque los alpaqueros y artesanas que trabajan con ella están cambiando de “chip” y están logrando mayores ingresos económicos.

Ahora varios alpaqueros de su zona y alrededores, así como mujeres capacitadas en diversos temas, se han convertido en sus principales socios, hecho que le ha permitido ingresar desde el 2008 con 20 tipos de hilos finos de fibra de alpaca a Alemania y Canadá.  Los hilos de Betty Tinta también tienen demanda en el mercado nacional, a precios que varían entre 150 y 240 soles por kilogramo, de acuerdo a la calidad (Royal, BB, FS), título (grosor) y diseño. Pero no solo eso, sino también presta servicios de hilado a la empresa Michel de Arequipa, y otras.

El trabajo de la Sra. Tinta Ccoa tiene efecto multiplicador, porque las señoras capacitadas por ella le están siguiendo sus pasos, desarrollando sus propios emprendimientos en el arte textil, Italia, Alemania, España y EE.UU, son los principales destinos de los hilos y prendas de vestir que exportan las artesanas de Puno.

“Antes, nadie creía que el hilado artesanal podría ser competitivo en el mercado. Yo me dediqué todo ese tiempo a mejorar la calidad de los hilos y estandarizarlos, así como crear mis propias fórmulas de lavado y titulación (número de grosor) del hilado, que incluso aplican otras empresas, pero sin reconocer mi autoría”.

Capacitación gratuita

“Inicialmente capacité en forma gratuita a las mujeres artesanas, en plena pandemia también trabajé gratis a pedido de mis compañeras alpaqueras y municipalidades, en este último caso, el pago fue reconocimiento público, pero hoy cobro por mis servicios a las asociaciones o comunidades campesinas que me llaman para capacitar a mis hermanas campesinas”, sostiene.

Lo que más le satisface a la Sra. Betty Tinta es haber calado en la fibra más sensible de los alpaqueros y mujeres artesanas, porque ahora ellos han comprendido la importancia de capacitarse, tanto así que ella ya no es la única capacitadora, sino hay otras mujeres y organizaciones a las que ella enseñó y que siguen su ejemplo, tales como Asociación Fibra Emprendedora de Ajoyani, Antauta y Keracucho, así como asociaciones de Laraqueri y Nuñoa.

Hiladora y vaporizadora artesanal

Con el fin de facilitar el proceso de hilado y ahorrar tiempo, la Sra. Betty Tinta ha creado, con recursos propios, una hiladora artesanal, con una capacidad de dos kilogramos en una jornada, al doble lo que se produce con la rueca. Igualmente ha inventado una vaporizadora, que se utiliza para recuperar o mejorar la textura y suavidad de los hilos y prendas antes del embolsado para exportación y tiene capacidad de 20 kilos por hora. Para el segundo prototipo recibió el financiamiento del CITE-Camélidos-Puno.

“Lo que sí lamento es no haber patentado mi invento de la hiladora, porque a partir de mi prototipo, ahora muchos emprendedores están fabricando ese tipo de equipos”, comenta con justificado malestar la maestra en el arte textil.

Nuevos equipos

A pesar de haber logrado cambios positivos en su vida y economía, la Sra. Tinta Ccoa no se duerme en sus laureles, muy pronto empezará a diseñar una cardadora y peinadora de fibra (gillf) y otras máquinas que mejoren la calidad del producto y optimicen el tiempo del hilado.

Finalmente, la Sra.  Betty Tinta hace un llamado a los mismos alpaqueros a organizarse empresarialmente y los tres niveles de gobierno a implementar pequeñas plantas procesadoras en las zonas alpaqueras del país para darle valor a la fibra.

 

 

Sobre Agro Perú

AGROPERÚ INFORMA, abre un nuevo surco de esperanza para lograr la reivindicación del campesino y promover el desarrollo a partir del agro, con base en principios e ideales con los que ha sido forjado este equipo humano que la lidera y que tiene en sus manos la responsabilidad de trabajar creativamente para revertir la actual situación en la que se encuentra el sector prioritario de la economía nacional, a través de propuestas basadas en nuestra realidad nacional, con el compromiso de mantener la independencia, pluralidad de opiniones, los niveles de calidad y objetividad en el tratamiento de las información.

Compruebe también

Repositorio Geofísico Nacional

IGP alberga más de 2300 publicaciones científicas en su Repositorio Geofísico Nacional

Están disponibles para la consulta y lectura de la comunidad académica y el público en general

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.