construcción qochas en las zonas altoandinas Perú

Masificar la construcción de qochas en los Andes [PROPUESTA]

Una de las mayores amenazas que enfrentará la humanidad y la seguridad alimentaria en las próximas dos décadas, es la escasez de agua, según un nuevo informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), por lo que pide el concurso de científicos y gobernantes del mundo para buscar y encontrar estrategias para enfrentar ese problema.

Si los peruanos fuésemos más conscientes de esa amenaza y el porvenir sombrío que se ciernen sobre el mundo deberíamos actuar ya, incluso por el acelerado proceso de retroceso o derretimiento de nuestros glaciares y tienden a extinguirse en poco tiempo, como consecuencia del calentamiento global, y porque la vida de los Andes y la costa, regiones naturales que concentran el 75 % de la población del Perú, depende solo del 2 % del agua existente en el país.

Entre 1970 y 2014 hemos perdido el 42,65 % de nuestros glaciares y nevados, según un informe de la Autoridad Nacional del Agua.

Este hecho debería ser suficiente advertencia para actuar, sobre todo si consideramos que después de Bangladesh y Honduras, el Perú es el tercer país más amenazador por la escasez crónica de agua, y con la desglaciación de nuestros nevados no habrá agua para consumo humano, el agro y ninguna otra activad que depende de este recurso vital para garantizar la vida y la economía.

Para garantizar la seguridad hídrica en el país existen algunas propuestas como desalinizar el agua del mar, por ejemplo, que resultaría cara y solo alcanzaría agua para la costa. Los Andes y la Amazonía quedarían fuera de ese beneficio.

Sin embargo, en el país existen diversas tecnologías ancestrales para capturar y manejar aguas de lluvias en los Andes, como la forestación y reforestación masiva, con especies nativas que captan humedad del aire y nieblas, y la suelta gota a gota hacia el suelo, hasta formar cursos de agua, en beneficio de las partes bajas.

Uno de los más grandes promotores de esta tecnología fue el eminente Ing. Agr. Pablo Sánchez Zevallos, quien hizo de su vida una simbiosis de magisterio y profecía para ponerle “poncho verde” a los Andes “para convertir cada gota de agua en un gramo de alimento”, como solía decir.

Otra de las tecnologías ancestrales son las amunas, zanjas de infiltración, qochas o microreservorios o lagunas artificiales que se construyen en depresiones naturales del terreno, usando materiales de la zona como piedras, tierra, terrones, paja, que permiten almacenar e infiltrar agua de lluvia.

El Ing. Antenor Florindes Díaz, coordinador técnico del programa AgroRural y exdirector ejecutivo del Instituto Cuencas, comenta que cuando analizamos el problema del agua en el Perú, debemos tomar en cuenta que nuestro territorio no es homogéneo y se caracteriza por tener una costa árida, una sierra semiárida y una selva subhúmeda y húmeda. Y en cada una de esas regiones es distinta la situación del agua. Leamos.

Ing. Antenor Florindes Díaz, coordinador técnico del programa AgroRural
Ing. Antenor Florindes Díaz, coordinador técnico del programa AgroRural

– ¿Cómo evalúa usted la estrategia que se viene desarrollando en el país para cosechar agua mediante el uso de qochas y reservorios?

No debemos mirar al Perú como un país con una mesa, porque cada región (costa, sierra y selva) tienen sus particularidades y sus propios problemas. En la costa hablamos de grandes sistemas hidráulicos, principalmente para la agricultura empresarial. Mientras que en los Andes dependen de las lluvias y las fuentes que se recargan con las precipitaciones. Pero si analizamos más detalladamente tecnologías como las qochas, que se construyen en las cumbres de los cerros para captar agua de lluvias para infiltrarla a las partes medias y bajas, y que en cierto modo reemplazan las funciones que en otros tiempos cumplían los nevados al captar el agua en forma de hielo en sus cumbres y depositarlas en los manantiales.

Trabajo por microcuencas

“En los Andes, la gestión del agua debe darse por microcuencas, para ver cómo se puede aprovechar de mejor el agua de las lluvias, directamente en el suelo o embalses de diferentes tamaños. Entonces, para infiltrar agua al suelo y el subsuelo y recargar acuíferos, hay un conjunto de prácticas o técnicas que se utilizan. Una de ellas son las qochas que, en complemento con la reforestación con especies nativas, y dependiendo de la topografía del suelo pueden ser grandes, medianos o pequeños. El agua almacenada en ellas permitirá ampliar la superficie agrícola o mejorar la productividad, a través de sistema de riego tecnificado en los Andes, y los agricultores pueden sacar dos cosechas al año”.

– ¿La masificación de reservorios, qochas y reforestación puede ser la solución al problema de la escasez hídrica?

Definitivamente. Pero no la manera como se está trabajando, con acciones de manera aislada, no articuladas a las unidades hidrográficas, por lo que no se puede medir por resultados. En un territorio semiárido como la sierra, es necesario que el conjunto de prácticas se articule para que se potencien unas a otras y podamos captar, retener y almacenar el agua de lluvias para utilizarla en época de estiaje.

– ¿Ud. es de la idea que gobernadores regionales y alcaldes de las zonas andinas repliquen en sus jurisdicciones lo que se está haciendo en la región política de La Libertad, que ha construido 10,500 reservorios y 50 qochas en cuatro años de gestión del saliente gobernador regional?

No he visitado personalmente el lugar, pero conozco a las personas que vienen trabajando en ello y a través de los reportajes que se hacen sobre esa experiencia se puede ver que son acciones que se desarrollan en las cuencas, pero no de manera articulada. Pero la idea es buena. Insisto, las acciones en el tema de siembra y cosecha de agua deben ser articuladas, no dispersas. Pero nada de esto quita la importancia de esas obras, que, sin duda están generando un impacto positivo en la vida y la economía de los beneficiarios. Hay que trabajar con un enfoque de microcuencas que permite hacer estimaciones sobre la demanda y el balance hídrico. De este modo, tendremos la posibilidad de que la mayoría de las unidades agropecuarias accedan al agua para riego y pueden mejorar sus ingresos económicos al lograr mejores rendimientos o mayor producción. Lo que está haciendo el Gobierno Regional La Libertad y otras regiones es positivo, digno de replicar, pero insisto, hay que mejorar los mecanismos.

– ¿Cuál es el costo de la construcción de infraestructura como las qochas o los micro reservorios?

Depende, lo más importante es saber cuánto es el costo por metro cúbico y no tanto el tamaño. Pueden ser de 1,000 ó 5000   metros cúbicos, incluso hay más pequeños. Pero para que tengan una idea, se dice que el Gobierno Regional de Cajamarca ha construido 85 qochas logrando almacenar ochocientos seis mil metros cúbicos, con una inversión de 10 millones de soles. Además, el costo también depende de otros factores como el material del que se hace, porque se pueden construir con concreto armado o con tierra compactada e impermeabilizada con dos membranas. Esto influye en el periodo de vida de la qocha, si se hace de geomembrana puede durar 15 años, pero si se hace de tierra compactada el periodo se extiende tres o cuatro veces.

– ¿Existe estadística sobre cuánta agua hay almacenada en las qochas y los microreservorios a nivel nacional?

No creo que exista data sobre ese tema. Es posible que el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) tenga algún aproximado, pues sé que también están comenzando a construir los gobiernos locales y regionales, también el Fondo Sierra Azul y seguramente algunas ONG también deben estar reuniendo data sobre ello.

– De acuerdo a su experiencia, ¿cuáles son las regiones del Perú donde se muestran las mejores experiencias en siembra y cosecha de agua?

  Se que se han hecho en Ica, no sé si se seguirán haciendo, también en La Libertad, así como en Cajamarca. También hay un programa de siembra y cosecha de agua en Huancavelica, igual que en Piura, pero no sé si se están construyendo qochas o microreservorios en estos momentos.

– ¿Qué materiales son más recomendables para construir qochas y reservorios?

En la mayoría de regiones se está optando por trabajar con geomembrana, pues no existen manuales para realizar la impermeabilización con arcilla. La diferencia es que la impermeabilización es inmediata, pero si se trabaja el método natural con arcilla, barro, piedra, toma más tiempo, quizá un año. Sin embargo, creo que el único beneficio de las geomembranas es la rapidez, pues es más caro y dura menos y cuando ya tienes el reservorio y luego lo quieres ampliar resulta más complicado, mientras que si se trabaja con arcilla, tierra y piedra y de manera natural se puede ir ampliando de tiempo en tiempo. Tal vez el los estratos dirigentes del país no lo comprenden, pero el futuro hídrico y alimentario de la nación depende crucialmente de lo que se haga hoy en los Andes y el Perú rural, empleando creativamente diversas tecnologías ancestrales y modernas para capturar y manejar las aguas de lluvia en las cuencas altas para engendrar vida hasta en los suelos más esquivos.

 

 

Sobre Agro Perú

AGROPERÚ INFORMA, abre un nuevo surco de esperanza para lograr la reivindicación del campesino y promover el desarrollo a partir del agro, con base en principios e ideales con los que ha sido forjado este equipo humano que la lidera y que tiene en sus manos la responsabilidad de trabajar creativamente para revertir la actual situación en la que se encuentra el sector prioritario de la economía nacional, a través de propuestas basadas en nuestra realidad nacional, con el compromiso de mantener la independencia, pluralidad de opiniones, los niveles de calidad y objetividad en el tratamiento de las información.

Compruebe también

exportación de limón Tahití Peruano

Exportaciones de limón Tahití sumaron 24 668 toneladas en el 2022

Aumentó 38 % en volumen y 57 % en valor con respecto al 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *