Descargar Gratis
Senasa Perú

Craso error transferir Senasa, INIA y ANA a las regiones [ENTREVISTA]

El Ing. Gabriel Amaro Alzamora, director ejecutivo de la Asociación de Gremios Productores Agrarios  del Perú (AGAP),  tiene un concepto muy claro de lo que anhelan los  productores, pequeños, medianos y grandes, en relación con las instituciones  de servicios del Estado al agro, y por eso deplora que  algunos propongan medidas que pretenderían   que  importantes instituciones  como Senasa, INIA,  ANA y otras,  desaparezcan y sus funciones  sean transferidas a los gobiernos regionales, donde indudablemente  desaparecerían en las Direcciones Regionales Agrarias.

Ing. Gabriel Amaro Alzamora, director ejecutivo de la Asociación de Gremios Productores Agrarios  del Perú (AGAP)

¿A qué aspiran los agricultores del Perú? Al incremento de la producción y la productividad, a la captación de nuevas tecnologías para mejorar la competitividad,  a la modernización de las cadenas productivas,  al respeto de los TLC, la normativa  de la OMC y el libre comercio internacional,  acceso al crédito y al seguro agrario,  a mejorar la regulación agraria para hacerla más competitiva, eliminando sobrecostos, acceso a los mercados internacionales, respeto  a la seguridad  jurídica,   respeto a la  propiedad privada  y  mejora del libre mercado. Todo esto,  en vez de debilitar y  desmembrar  instituciones como el Senasa que   tienen experiencia y  están cumpliendo con  el rol para el que fueron creadas. Aquí,  su versión:

— Ing. Gabriel  Amaro, ¿cuál es su opinión acerca de la intención del gobierno de transferir al Senasa, INIA,  ANA, entre otras OPD’s del Midagri a los gobiernos regionales que han fracasado en todo?

— Si existiese esta intención de desaparecer instituciones como al Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa), al Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA),  a la Autoridad Nacional del Agua (ANA), entre otras, para transferir sus funciones a los gobiernos regionales  (GORE’s), sería un tremendo error por parte del gobierno, debido a que los objetivos y funciones por los cuales existen estas instituciones, que tienen carácter nacional, quedarían debilitadas y con muy poca eficiencia y eficacia por su dispersión en los GORE’s. Sería imposible, por ejemplo en el caso del Senasa, controlar las plagas como la mosca de la fruta, Huanglongbing de los cítricos (HLB), Fusarium, etc. plagas que no conocen fronteras regionales y que, para controlarlas y erradicarlas, requieren una sola estrategia y operación dadas por una institución   de nivel nacional.

Refuerzan acciones para prevenir el ingreso del Fusarium R4T

Paralizaría el comercio exterior

— Continúe, por favor…

— Además,  sería imposible lograr accesos de nuestros productos a otros mercados internacionales, ya que cada país tiene una autoridad nacional sanitaria que conversa y coordina con su par (nacional) peruano, en este caso el Senasa, para asegurarse que el Perú cumple con los estándares fitosanitarios requeridos a nivel nacional y no en una región particular. Sería imposible y muy poco serio que no exista una institución nacional sanitaria en el Perú, se paralizarían las importaciones y exportaciones de nuestros productos agrarios.

— ¿No cree Ud. que es un total despropósito de querer destrozar instituciones estratégicas que han costado años construirlas y consolidarlos para estar a la par de otros países?

— De concretarse las  recientes declaraciones de un alto representante del gobierno de desmembrar y desaparecer el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, serían una decisión totalmente desacertada y un despropósito. Estos anuncios no ayudan al fortalecimiento de la institucionalidad Pública, ni al cumplimiento de sus objetivos institucionales, por el contrario la debilitan. El Senasa, por ejemplo, es una institución muy respetada y reputada por sus pares de los principales países del mundo, reputación construida y  lograda por décadas,  realizando  un manejo técnico y eficiente en el cumplimiento de sus objetivos institucionales.

— ¿Y en el caso del Mincetur?

El Mincetur hizo lo propio. Logró mantener una línea de manejo técnico y eficiente de la institución, mediante la dirección de profesionales en la materia. Los resultados los tenemos a la vista: 22 Tratados de Libre Comercio;  de cerca de US$ 7 mil millones de exportaciones al año 2001 a US$ 55 mil millones el 2020, estas exportaciones aportan 20 % del PBI y generan más de 3 millones de empleos, entre muchos otros logros.

— ¿Cree usted que  el desconocimiento viene  del presidente Pedro Castillo Terrones?

— Sólo la inexperiencia gubernamental o algún tipo de objetivo distinto podrían proponer un despropósito como ese. El país no está para experimentos que provoquen el colapso de las instituciones, afectando directamente a los sectores y al crecimiento económico. Por el contrario, el Perú necesita tener un shock de competitividad, productividad y confianza para atraer inversión, crecer económicamente y generar empleo.

— ¿Cuál de las tres entidades ha contribuido más en el incremento de nuestras agroexportaciones?

— En realidad, las tres instituciones son muy importante para el sector; sin embargo, me gustaría resaltar el papel del Senasa que acompaña permanentemente y de manera técnica la actividad agraria, garantiza las condiciones fitosanitarias de los cultivos de exportación, facilita el acceso de nuestros productos a los mercados internacionales, mantiene el control de las diversas plagas, entre otras importantes acciones.

pequeños productores de palta de la sierra del Perú

Los resultados en cifras

— ¿Qué hubiera sucedido con nuestras agroexportaciones sin el Senasa?

— Sin el eficiente manejo técnico del Senasa no hubiéramos podido pasar de exportar US$ 640 millones el año 2000 a más de US$ 7,500 millones el año 2021, llegando a los 5 continentes con nuestros productos agrarios y a más de 150 países. Un crecimiento exponencial que demuestra la efectividad y profesionalismo del Senasa.

— ¿Se debería fortalecer el Senasa, la ANA y el INIA?

Claro. En vez de pensar en desaparecerlas, se debería fortalecerlos y seguir modernizándolos, dotándoles del presupuesto necesario, manteniendo su carácter y dirección técnica que permitan atender las necesidades del sector agrario en el control sanitario, uso eficiente de los recursos hídricos, gestión adecuada de I+D+I, entre otros.

Transformación hacia la modernidad

— ¿Es viable ese proceso sabiendo que la propiedad de los pequeños y medianos productores oscila entre una y diez hectáreas?

— Si,  es posible una transformación del sector agrario hacia la modernidad, ejemplos existen en el mundo. Uno de ellos es el caso de Almería, en España, que con más de 30,000  hectáreas y miles de pequeños productores ha logrado convertirse en “La despensa de Europa”. Nosotros podemos convertirnos en “La despensa del mundo”, sólo si hacemos las cosas bien, trabajando en conjunto entre el sector público y el privado, construyendo a partir de las buenas experiencias y logros ganados en el sector, como es el caso de la agricultura moderna de agroexportación.

— ¿Qué se necesita para alcanzar el éxito?

— Elevar drásticamente la competitividad y productividad, para esto se debe mejorar la regulación de todo el sector agrario eliminando trabas, barreras y sobrecostos, fortaleciendo y modernizando las instituciones públicas del sector agrario, impulsar la I+D+I, mejorando y destrabando la infraestructura de irrigación  y ayudando a los pequeños agricultores en su proceso de modernización e incorporación al mercado moderno con ayuda de adecuados programas del Estado y del sector privado, entre otros aspectos.

— ¿Cómo ayudar al pequeño agricultor?

Pues, con el fortalecimiento y profesionalización de la asociatividad, acceso al crédito y seguro agrario permanente, formalización de la propiedad agrícola, asistencia técnica y capacitación, acceso masivo a la tecnología de riego tecnificado, acceso a las semillas mejoradas, adopción de Buenas Prácticas Agrícolas, entre otros. Para esto también se debe hacer una reingeniería en el Midagri para modernizarlo, dándole una visión de mercado y de competitividad, para que, de manera sostenida, tenga una política de desarrollo y acompañamiento de las cadenas productivas agrarias orientadas a los mercados nacionales e internacionales.

El libre comercio es el camino

— El ministro de Agricultura y Riego ha dicho que el gobierno prohibirá la importación de alimentos, entre ellos el trigo, el maíz amarillo duro, las papas precocidas, entre otros. ¿Cuál es su opinión al respecto?

El Perú aprendió hace décadas que el libre comercio internacional era el camino que tenía que seguir nuestro pequeño país de 33 millones de habitantes para lograr el crecimiento económico sostenido a través del acceso de nuestros productos al inmenso mercado mundial de más de 6,000 millones de consumidores. Esta política pública fue respetada por todos los gobiernos, independientemente de su postura política, logrando a través de los TLC’s, convertir al Perú en una plataforma de acceso a los principales mercados mundiales. Ésta, entre otras buenas políticas públicas como la Ley 27360 – Ley de Promoción Agraria (hoy derogada), permitió que nuestro sector agroexportador se convierta en el segundo sector exportador después de la minería.

— ¿Sería una mala decisión política del gobierno prohibir el ingreso de  alimentos de otros países?

— Hay que tener mucho cuidado en tomar una decisión de esta naturaleza, ya la sola mención del gobierno de insinuar medidas proteccionistas inútiles del tipo barreras a las importaciones para solucionar un problema de falta de productividad y competitividad interna, genera inestabilidad, falta de confianza y pérdida de inversiones, afectando a toda la economía peruana y finalmente al bolsillo de todos los peruanos.

  • Primero, porque este es un tema que no se puede dar por simple decisión política, ya que requiere una evaluación técnica que se debe analizar en el marco de las normas de la Organización Mundial de Comercio; y,
  • Segundo, porque se expone al Perú a que el país afectado pueda tomar represalias a través de medidas de defensa comercial por reciprocidad y en donde seamos más vulnerables. Haciendo colapsar nuestro sector exportador y afectando directamente al sector agrario.

Buscamos estabilidad jurídica

— ¿Qué propone usted?

Lo que se debe generar es un clima de estabilidad jurídica y competitividad para los negocios en el sector agrario a fin de que nuestros pequeños productores y las empresas puedan ser más competitivas y productivas, modernizarse, atraer nuevas inversiones y seguir reinvirtiendo en el sector, además de tener instituciones agrarias eficientes y eficaces en sus servicios.

— Finalmente, ¿la AGAP apoyará las buenas iniciativas del gobierno para impulsar el desarrollo del agro en la costa, sierra y selva del país?

AGAP apoyará todas las buenas iniciativas del gobierno que contribuyan al desarrollo del sector agrario nacional, al incremento de su competitividad y productividad y, en general al desarrollo competitivo del País. Por ello, hemos dado como siempre nuestra buena disposición institucional y propuestas para que se tomen las decisiones gubernamentales adecuadas en beneficio de todos los actores del sector agrario, respetando la propiedad privada, los tratados de libre comercio, el libre mercado y la sostenibilidad del sector dentro del marco constitucional.

 

Las propuestas de AGAP

— ¿Cómo pueden contribuir las empresas agroindustriales y agroexportadoras socias de AGAP con la segunda reforma agraria que piensa implementar  el gobierno del presidente Pedro Castillo?

— Es importante resaltar que AGAP viene trabajando con la Plataforma Nacional del Agro (Planagro), la cual es una plataforma privada de consenso conformada por representantes nacionales de diversas instituciones agrarias como la Junta Nacional de Usuarios de los Sectores Hidráulicos de Riego del Perú, la Federación de Cafetaleros y Agricultores, la Red de Municipalidades Rurales,  la Confederación  Campesina del Perú, entre otras organizaciones, con la finalidad de presentar al actual gobierno  propuestas desde el sector privado y orientar las políticas agrarias que requiere el sector. En este marco, venimos impulsando varias propuestas en base a los siguientes principios y objetivos:

1) Respeto a la propiedad privada, por lo cual no se aceptarán las expropiaciones ni nacionalizaciones.

2) Respeto al libre mercado.

3) Respeto a la seguridad jurídica.

4) Respeto a los tratados de libre comercio, la normativa internacional de la OMC y el libre comercio internacional.

5) Incremento de la productividad y competitividad de todo el sector agrario.

6) Modernización de las cadenas productivas agrarias en todos sus niveles, y

7) Mejorar toda la regulación agraria para hacerla más competitiva, eliminando sobrecostos.

Estos principios brindan al sector privado de la agricultura familiar, pequeña, mediana y gran agricultura, ya sea tradicional o moderna, las condiciones para desarrollarse con un impacto positivo social y económico en el Perú. Además, será una buena señal  que la propuesta del gobierno de hacer la “segunda reforma agraria” no seguirá la misma ruta que la primera, la cual tuvo impactos muy negativos en el sector agrario, en el crecimiento y en la credibilidad del país. Por su parte, no tiene sentido llamarla “segunda reforma agraria”, ya que no es el término más afortunado si lo que se busca es la mejora del sector agrario. Por ello postulamos que es mejor hablar de una transformación del sector agrario bajo términos de competitividad, modernización y productividad de todas las cadenas productivas y de comercialización agrarias; así como un enfoque en los mercados formales nacionales e internacionales. Desde AGAP  venimos  apoyando al sector desde hace varios  años: para alcanzar  una transformación de la educación técnica por competencias,  buenas prácticas agrícolas y de procesamiento con el Global G.A.P.,  en los accesos a los mercados internacionales conjuntamente con el Senasa,  en la promoción de nuestros productos al mundo a través de las Ferias Internacionales conjuntamente con Promperú,  en la asociatividad de los productores,  capacitación, incorporación de los pequeños agricultores a las cadenas modernas,  a través de las empresas ya constituidas y con experiencia en la materia, entre otras muchas acciones. Desde AGAP vamos a apoyar toda iniciativa que contribuya a la mejora del sector y a la inclusión de la pequeña agricultura a las cadenas productivas agroexportadoras modernas, pero definitivamente daremos a conocer nuestras discrepancias de existir políticas que afecten al sector agrario en su competitividad, productividad y acceso a los mercados.

 

 

Sobre Agro Perú

AGROPERÚ INFORMA, abre un nuevo surco de esperanza para lograr la reivindicación del campesino y promover el desarrollo a partir del agro, con base en principios e ideales con los que ha sido forjado este equipo humano que la lidera y que tiene en sus manos la responsabilidad de trabajar creativamente para revertir la actual situación en la que se encuentra el sector prioritario de la economía nacional, a través de propuestas basadas en nuestra realidad nacional, con el compromiso de mantener la independencia, pluralidad de opiniones, los niveles de calidad y objetividad en el tratamiento de las información.

Compruebe también

Machu Picchu Perú deslumbra al mundo National Geographic lo nombra Mejor Destino Internacional 2024

Perú deslumbra al mundo: National Geographic lo nombra Mejor Destino Internacional 2024

Por segundo año consecutivo, nuestro país es galardonado como mejor destino internacional en los Premios de los lectores Viajes National Geographic 2024

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *