Tecnología │“Tomografía” para evaluar los árboles

El  instrumento permite verificar la sanidad al interior del árbol sin causarle daño alguno, las mismas que serán mostradas de manera gráfica en 2D o 3D.  “Es un método no invasivo y/o no destructivo. Esta tecnología ya se viene utilizando en la Amazonía peruana, así como en distintos parques de Lima”, sostiene el Ing. For. Eloy Cuellar Bautista, especialista en el tema, quien nos proporciona mayores detalles:

Con una población con mayor necesidad de acercarse al árbol, interesado por los múltiples beneficios que recibe, y ante la deforestación ocurrida en el pasado, hoy están surgiendo muchas iniciativas de reforestación, no solamente con un valor paisajístico, sino también desde un punto de vista productivo.

Y es por ello que han aparecido algunos retos nuevos para el manejador del arbolado rural o urbano. Pero, ¿cómo hacer para monitorear la sanidad interna del mismo o la calidad óptima de la madera mientras está en crecimiento?

Equipo moderno

El desarrollo tecnológico no se detiene y lo que encontramos ahora es un tomógrafo que mide el estado de vida de los árboles, a partir de una tecnología que trabaja de forma no invasiva y/o destructiva con ondas de impulsos de sonido, las que son detectadas por los sensores que se sitúan en el árbol, permitiendo que se pueda investigar la condición interna del tronco. Es decir, mediante técnicas acústicas nos permite determinar las zonas del árbol en donde hay problemas en la estructura del mismo, la respuesta se manifiesta mediante un rango de colores que están de acuerdo con los niveles de conservación de la madera que van desde: verde (madera intacta), amarillo (principios de pudrición), rojo (pudrición) y celeste (hueco).

En la Amazonía

En el sector rural, el tomógrafo sirve para monitorear la calidad de la madera en el tronco de los árboles, por ejemplo: es muy común ver proyectos de reforestación utilizando el tornillo (Cedrelinga cateniformis); sin embargo, esta especie tiene un problema de pudrición medular, que con los años produce un hueco en el centro que va creciendo continuamente, perjudicando la calidad y la cantidad de madera que se puede aprovechar comercialmente.

Y es que de acuerdo a  un monitoreo a una plantación de tornillo en Ucayali, con 16 años de edad, se observó que de 18 árboles evaluados, 11 presentaban pudrición medular con un promedio de 40-45 % de pudrición. La pregunta es: ¿si el tornillo alcanza su edad de aprovechamiento o corte a los 30 años y a los 16 años encontramos arboles con una pudrición cercana al 50 %, se debe dejar que ese árbol llegue a los 30 años o debe ser retirado en ese momento y aprovechar la madera que aún tiene calidad?

De otro lado, en la zona rural amazónica, es conocido que para aprovechar el aceite del árbol de la copaiba (Copaiffera sp), el extractor ubica las zonas huecas del tronco del árbol a partir de métodos empíricos, como golpear con el machete y con el oído determinar si esa zona esta hueco o no, si cree que su percepción es correcta, se procede a perforar el tronco en busca del aceite, a veces sucede que se hace una perforación al árbol y no hay nada, logrando con ello una o varias heridas abiertas y con ello el inicio de una pudrición al árbol, el cual puede evitarse usando esta tecnología.  El tomógrafo también puede ser usado en la zona rural para monitorear la condición de los postes de madera que se emplean para la distribución de energía eléctrica rural.

En las ciudades

Mientras que en la zona urbana, el uso del tomógrafo también es categórico cuando se trata de decidir técnicamente sobre la continuidad de los árboles en los espacios públicos de la ciudad, situación que genera muchos conflictos entre la población y la autoridad, ya sea que como producto de la mala gestión en el manejo del arbolado, por factores del clima o antrópicos, en muchos casos se presentan problemas de sanidad, estabilidad y mucho riesgo de caída con daños a la infraestructura y al ser humano, si planificamos labores de monitoreo periódicamente podremos  prevenir y actuar para disminuir muchos de los accidentes que se generan por las caídas de árboles o parte de ellos.

En síntesis, con esta tecnología se conseguirá verificar la sanidad al interior del árbol, se podrán realizar inspecciones de seguridad para prevenir accidentes, se averiguará el grosor de la pared restante que no ha sufrido daño y hasta se sabrá la calidad de madera que representa.

Los que deseen mayor información sobre el tema pueden contactarse con el Ing. Cuellar Bautista, vía celular 952505737 o correo electrónico: ecfor01@gmail.com

 

 

Sobre Agro Perú

AGROPERÚ INFORMA, abre un nuevo surco de esperanza para lograr la reivindicación del campesino y promover el desarrollo a partir del agro, con base en principios e ideales con los que ha sido forjado este equipo humano que la lidera y que tiene en sus manos la responsabilidad de trabajar creativamente para revertir la actual situación en la que se encuentra el sector prioritario de la economía nacional, a través de propuestas basadas en nuestra realidad nacional, con el compromiso de mantener la independencia, pluralidad de opiniones, los niveles de calidad y objetividad en el tratamiento de las información.

Compruebe también

Examinan estrategia para fortalecer gestión del agua

Midagri y Comisión de Regantes de Ica y Cañete se reunieron para determinar acciones para hacer frente a la problemática del recurso hídrico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *